top of page

sobre mí

CLAUDIO LOGALDO Artista Visual
  • ARTE
  • Claudio

Claudio Logaldo trabaja como artista visual y también como ejecutivo de estrategia e innovación.

Explora la naturaleza humana y la relación con la Naturaleza, los espacios que transitamos en la vida, espacios de continua transformación y dinamismo.  

Ambas, esencias que no pueden formularse en términos intelectuales.

 

Un sentimiento de que la existencia significa más de lo que pensamos.

En el mismo espacio serenidad y caos, libertad y prisión, alivio y desesperación, equilibrio y caos. Todo lo necesario para evolucionar.

 

Trabaja viajando a lugares naturales, en contacto con la vida silvestre durante sus expediciones, así como en escenarios urbanos.

Es un apasionado de la naturaleza, las religiones, las civilizaciones aborígenes, las costumbres ancestrales, el comportamiento humano y el desarrollo interno.

 

Durante la década de 2000, comenzó a estudiar fotografía creativa con Rodolfo Lozano (director de cine, publicista, fotógrafo artístico) individualmente y en su laboratorio creativo de ar.

 

Hoy continúa sus obras de arte contemporáneo, involucrando diferentes disciplinas artísticas: fotografía, pintura, video, sonido y video instalaciones.

 

Asistió desde 2016 hasta 2020 al Laboratorio de análisis de obra semanal de Ananké Asseff y durante el 2019 al Taller semanal de Adriana Ablín.

Durante 2014, dos obras (A cielo abierto y En tránsito) fueron seleccionadas por la Academia Nacional de Bellas Artes y el Salón Nacional de Artes Visuales en Argentina y durante el mismo período participó en exposiciones individuales y colectivas en Buenos Aires

Distinciones

 

2014 - Fotografía Sin Título, de la serie "En tránsito", seleccionada en el Salon Nacional de Artes Visuales Edición Nº 103, Buenos Aires, Argentina- 2014

2014 - Fotografía Sin Título, de la serie "A cielo abierto", seleccionada en la Academia Nacional de Bellas Artes - Francisco Ayerza 2014 - Museo de Bellas Artes Eduardo Sívori

 

Muestras individuales

2011 - Oxigeno - APDEBA  - Curador Rodolfo Lozano


2010 – Oxígeno – Fotogalería Laurak Bat – Curador Rodolfo Lozano

La Naturaleza es indomable, impredecible. No hace falta más que sentarse por un largo rato, para darse cuenta que nada de lo que ocurre alrededor es predecible. Y en esa incertidumbre encuentro mucha paz, amor, reflexión y muchas sensaciones.

 

En la Naturaleza, lo nuevo lleva siglos, y lo viejo permanece más que la vida humana. Siempre hay algo nuevo: donde hubo un volcán, hoy hay selva, donde hubo selva, hoy desierto, y así en cada ecosistema.

Y observando eso, no dejo de imaginarme la magnitud de los cambios, segundos de fuerza, para cambiar el paisaje en forma repentina.

 

Gracias a las decenas de personas que, me explicaron, me contestaron preguntas. Ellos dedican sus vidas a comprender una parte de un todo fantástico, dejando su contribución al conocimiento, apasionados, con su tiempo y energía, que es lo único que tenemos.

 

Las explicaciones son increíbles, las hay gracias a ellos y me encanta escucharlos.

 

Sólo puedo estar ahí un tiempo, observando en silencio, haciendo alguna actividad y mirando detalles, una parte, a través de la cámara, para intentar capturar algo de eso y compartirlo después.

Soy consciente que capturar remite a un solo sentido, la visión. Compartir todo lo que ocurre, pienso que no lo voy a lograr, porque los 5 sentidos se activan en presencia.

 

Lo que observo, es parte de una dinámica, la Naturaleza, las Civilizaciones y lo que dejaron. Una dinámica que siento es mayor a lo que pueda contar, miles de especies, rocas, etc. todo junto. Preguntar, encontrar respuestas. A veces.

 

Priorizo un lugar por un sentir del momento, o una curiosidad que arrastro de chico, y por muchos motivos más, pero es ahí donde quiero ir.

 

El impacto que tiene en mi estar ahí, genera un montón de sensaciones e imaginaciones y reflexiones, en mi cabeza y en mi corazón. Naturaleza, arte, vida se unen en mi sentir.

 

De chico miraba documentales, leía revistas de Naturaleza y me decía a mi mismo: “estar ahí”.

 

Frente a la Naturaleza, me siento parte de lo desconocido y parte, estoy en el lugar que la Misma me puso y me da aire todos los días, y si, en un instante de esa transformación continua, que es el que me toca.

 

Gracias a los que compartieron viajes, mis hermanos, amigos y las personas que me crucé, todo esta integrado.

 

“Viva la vida”

Claudio A. Logaldo

bottom of page